Donativos

Agradecemos el apoyo que recibimos, lo que nos permite seguir desarrollando los proyectos:

  • Conferencias, Seminarios para matrimonios y padres de familia,
  • Cursos para líderes y servidores,
  • Apoyo a pastores, así como a obreros nacionales y transculturales,
  • Seminarios y cursos para congregaciones de escasos recursos,
  • Viajes misioneros de corto plazo,
  • Despensas básicas a familias en situación de riesgo,
  • Becas de estudio en la Universidad para la familia,
  • y mucho más.

Sus ofrendas y aportaciones nos han permitido beneficiar a tantas comunidades durante estos 30 años de ministerio.

¡Te invitamos a sumarte como donante asociado de este ministerio!

Opción 1

BBVA

Cuenta # 1548924000
Depósitos en México (oxxos): 4152 3135 4168 0851
CLABE Interbancaria: 012580015489240007
Titular: Hector Ruben Salinas Ayala

Opción 2.

CITIBANAMEX

Depósitos en México (7Eleven): 5204 1653 0887 3896
CLABE Interbancaria: 002580817700033347
hector ruben salinas ayala

Opción 3
Depósitos en Estados Unidos en Wells Fargo Bank, o través de la aplicación Zelle

Wells Fargo Bank

Account Number: 65871 48872

Opción 4
Donativo, ofrendas con tarjeta de crédito o débito desde cualquier parte del mundo.  Clic en la imagen de Paypal.

Paypal,

Cuenta certificada: hectorsali@yahoo.es

 

CAPACITACIÓN A LÍDERES

La capacitación laboral es deducible para efectos fiscales.

Todo empresario con trabajadores tiene la posibilidad de deducir cursos, diplomados, capacitación, al tratarse de gastos estrictamente indispensables para los fines de su actividad, en virtud de que resultan necesarios para su funcionamiento.

Debido al Régimen de Incorporación Fiscal con el que estamos inscritos, podemos emitimos facturas fiscales por cursos, capacitaciones a partir de transferencias de veinte mil pesos o más, luego de recibir datos de facturación; Razón social, RFC, email.

Los numerales 123, apartado “A”, fracción XIII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 132, fracción XV y Título IV, Capítulo III Bis de la LFT imponen a los patrones el deber de capacitar a sus trabajadores.